Lecturas Diarias: Devocionales

Getsemaní


Jesús se apartó de ellos... y puesto de rodillas oró, diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa: pero no se haga mi voluntad, sino la tuya". San Lucas 22:42

Antes de ir al Calvario, Jesús pasó por Getsemaní. Generalmente, cada ser humano tiene su Getsemaní.

Getsemaní era un jardín privado donde cada habitante rico de Jerusalén, tenía su propia parcela de árboles y de pastos verdes, donde podía ir a estar en contacto con la naturaleza.

El significado de la palabra Getsemaní es trapiche o prensa, lugar donde se presiona y estruja o exprime algo para sacarle el jugo. En este caso, podría haber sido exprimir la uva para sacar vino o exprimir el aceite de los olivares que crecían en abundancia en el Getsemaní.

Jesús tuvo que ir allí; y nadie puede entrar al reino de los cielos sin pasar por Getsemaní; sin ser exprimido, prensado, presionado para dar lo mejor de sí mismos.

Es en los momentos que enfrentamos la agonía del sufrimiento cuando se nos caen las cosas superfluas de la vida y las verdaderas prioridades afloran en nuestra existencia. Y es, en esos momentos también, cuando confrontados por el sufrimiento, con la realidad, decimos como Jesús: "Hágase tu voluntad, y no la mía".

Muchas veces, el Señor tiene que llevarnos al Getsemaní para quebrar nuestra voluntad carnal y caprichosa para que lleguemos a ser dóciles en las manos del Alfarero, para que Él pueda hacer de nosotros un vaso para la honra del Señor.



Dios te Bendiga grandemente
TodoGospel

0 comentarios:

Entrada destacada

Biografía de Rabito

Practicaba 6 horas por día en su instrumento preferido (Drums) e integraba un grupo de Rock que llevaba el nombre de "Los Hampones&...